Él se merece un post

El segundo grupo de escalones en el inicio de mis días los bajo corriendo. Esto es porque el primer grupo lo subo y lo bajo dos veces  S I E M P R E  (sí, soy de aquellas que va saliendo y se regresa porque olvidó algo) podría describir un día completo solo haciendo referencia a los escalones que bajo en la mañana y subo en la tarde/noche. Pero el tema escalones es para otro momento, hoy quiero darle protagonismo al pichón de coach/motivador/psicólogo/mejor amigo/costilla/pana que escucho cada mañana.

“Ánimo mi gente”, suele ser la frase que más recita. Desconozco totalmente cuanto tiempo tiene cada mañana de lunes a viernes en el mismo sitio mezclando mantenimiento con motivación/piropos/consejos/chalequeo lo cierto es que, cuando él no está la gente comenta: ¿será que se enfermó?, ¿le habrá pasado algo? Y por supuesto no falta aquel que responde a lo lejos: “ese de seguro está enratonado” lo cierto es que recordando sobre sentidos, lugares e identidades este hombre brinda de sentido ese lugar de paso.

Un asunto que me causa la primera sonrisa de la mañana son sus piropos, (si, algunos ha sido para mi pero el tema es que piropea a todas. Dice que su corazón es grande y no lo dudo)  es tan atento que se fija en la ropa de las féminas y le lanza comentarios como: “esooo hoy vas de pachanga te pusiste los zapatos rojos” (modo chalequeo) o “buenos días princesa hoy luces hermosa” (piropo con limpiada de camino).

Finalmente, debo ser seria y confesar que siempre me he preguntado cómo será el resto de su día, algunas veces voy mucho antes de llegar al sitio donde siempre está y al escuchar su silbido es instantáneo graficarlo dando los buenos días, aplaudiendo y diciendo que ”bajan contentos porque es quincena, ya saben no beban mucho” este hombre es un personaje que ha ocupado un lugar importante en los 236 escalones que conforman las escaleras que van desde Mesuca hasta palo verde, en los noventa llamadas escaleras de la muerte. Es quien se dedica a barrerlos cada mañana mientras conversa con aquellos petareños que van bajando. Es un icono representativo del “río de gente” que baja del cerro al metro cada mañana. Él es El Negro.

Estándar

Sobre cómo saber cuando cambiar el tono

Estos meses han sido de cambios, ausencias, encuentros, revelaciones e innovaciones, de desconocer personas y rutinas…

Esta es una crónica de una ninfa que ha tenido suficiente material entre, birras y vino como para hablar de lo que sigue.

La mujer caraqueña atractiva: en verbo y figura, en mente y mirada, en sudor y caricias, en piel y voz, en caminar y leer…  Esas chicas bellas que suelen estar juntas los días entre semana después de oficina en algún restaurante con cervezas en mano sin ningún chico que las acompañe, no  por que no lo reciben, no lo porque no lo necesiten, ¡no! es simplemente porque no se acercan.

Háganse la pregunta queridos adoníses, ¿a cuántas mesas de chicas solas se han acercado este año? (no cuenta la babozada de: ¿qué hace una chica como tú en un lugar como este?)

A veces pienso que esos verbos incisivos y lenguas quemantes de las ninfas de Caracas son consecuencia de cierta molestia con ustedes, no por mal alguno y preciso, sino es por la eterna diatriba entre: entenderlos y quererlos. (conste que: el exceso de ambas es perjudicial para la salud de cualquiera) si los entendemos demasiado les justificamos TO DO. Si los queremos demasiado, les justificamos TO DO. también. por A o por B salimos mal ambos. Ustedes porque si y nostras porque también.

A ver, pequeños ¿Cuál es la peor respuesta que pueden recibir de un grupo de chicas que se toman una cerveza en Caracas?

Y si reciben un NO, ¿sería malo?

Estándar

Sobre desastres y demás desavenencias

Entre todo el alboroto que      se ha creado alrededor de las medidas tomadas por el ejecutivo nacional en materia de supervisión, penalización y acciones ante los comerciantes de grandes almacenes de artículos electrodomésticos, cuyos nombres se han escuchado fuertemente en estos días, me cuesta darle la espalda a una pregunta: ¿Cuál es el papel del consumidor final en todo esto?

Efectivamente, hay quienes celebran las medidas como una reivindicación de acceso a adquirir productos, eso es una realidad. Pero también lo es que la histeria colectiva que se ha desarrollado al respecto nos habla del sentido irracional, absurdo y desbordado del consumo en el que se encuentra la venezolanidad actualmente. Ya sea porque ha aumentado la capacidad adquisitiva o porque básicamente la única ciudadanía que conocemos sea la del consumo o aprovechamos desaciertos institucionales y ciertas improvisaciones para llenarnos los brazos de productos  y deudas (¿Cuál mejor OPORTUNIDAD que ésta para pasar la de Crédito?) nos haga pensar un momento, sólo un momento: ya va, ¿qué está pasando y qué estoy haciendo?.

He escuchado de sectores bien marcados la frase: el venezolano se ha acostumbrado a que todo sea con una cola. Pero sé que hay de esos mismos sectores desde el sábado pasado haciendo colas durante horas y a la interperie, como cualquier otro venezolano. A lo que quiero llegar es que: el impulso de comprar sin necesidad, del consumo por consumir, sin apreciar el valor real de los productos enfrentándolos con las necesidades. La relación valor y necesidad se va lejos, como un ventarrón de esos que suelen pegar en estas fechas decembrinas.

Por otra parte, hay algunos que se sienten defraudados del país y que el ciudadano común se ha prestado a eso de las colas, como si solamente acá fuéramos victimas del consumo. Lo último que busco acá es justificar  algo o a alguien. Últimamente he tenido problemas porque las personas todo lo suelen personalizar y parcializar. Sólo intento hacer pública mi situación y mi incomodidad ante unas medidas reivindicativas pero no por eso menos reactivas (cuando pudieron evitarse y ser más controladas) y una colectividad que no ve más allá del momento, que no comprende el juego de cosas relacionadas.

Así tampoco, el asunto inconsciente, conjuntamente la llegada de la época del consumo por sentimiento: La Navidad. En diciembre, compramos (porque podemos) cosas a quienes queremos. Sólo así, luego de un año completo de trabajo vemos que en escazas dos semanas nuestros “beneficios laborales” se van como agua entre las manos. No pretendo acá generalizar pero sabemos que esta condición es la que más se repite. Lo anterior, por parte del ciudadano común pero lo que sucede para el sistema económico es que en diciembre REINYECTAMOS todo lo que las mayorías habían acumulado minoritariamente a los mismos proveedores de bienes y servicios para los cuales laboramos. Es así, así se mantiene el círculo económico así, es como circula la liquidez de un país. Asimismo de un continente y por ultimo del sistema mundial.

Ya para cerrar, comercialmente se han establecido puntos de inflexión para regular el volumen de consumo (ya sea para estimularlo o para retenerlo) frente a los comentarios que últimamente se han escuchado en la ciudad ante las colas y el CONSUMISMO descontrolado que hemos experimentado bajo la luz de atender nuestras necesidades, dejo acá un enlace de una situación TOTALMENTE NATURALIZADA, ENTENDIDA Y ESPERADA no sólo en su núcleo de ocurrencia físico sino en toda la red de compras digitales existentes. En la que se muestra claramente que las ansias de consumo mueve a tantos que no distingue de límites ni ideologías. Bueno maneja claramente una: el flujo del capital.

Estándar

“La mujer, cosa de hombres” – Rol de la mujer en la televisión y sociedad

excelente

Ssociólogos

En este post, se explican y se incluyen diversos videos sobre el papel de la mujer en la televisión, siendo un reflejo de la sociedad. En primer lugar, un video realizado por Isabel Coixet en el que se muestra la visión tradicional de la mujer en la televisión española. A continuación un donde se muestran los dos estereotipos femeninos en la publicidad: el ama de cada y la mujer objeto.  Por último, se presenta el documental: El cuerpo de las mujeres, sobre el papel de la mujer en la televisión italiana. 

La mujer, cosa de hombres

La mujer en la publicidad

La Doctora Carola García acompaña a esta explicación. 

El Cuerpo de las mujeres

“Empezamos de una urgencia. La constatación que las mujeres, las mujeres reales, están desapareciendo de la televisión y que son reemplazadas por una representación grotesca, vulgar y humillante. La pérdida nos parece enorme: la cancelación de la identidad…

Ver la entrada original 137 palabras más

Estándar